Experiencia de voluntariado – Villa Ana 2012 (Argentina)

septiembre 1, 2012 at 14:50 Deja un comentario

Para ver la memoria completa pincha en:

Ver Memoria y Evaluación NLM

En el mes de julio, cinco voluntarios españoles viajamos -algunos por segunda o tercera vez- a Villa Ana (provincia de Sta. Fe, Argentina). Nos acompañaban 23 Kg de gafas , 32 Kg de libros, una caja con lentes de graduación visual, un proyector, 3 ordenadores, un oftalmoscopio y varios kg de medicamentos varios.

Villa Ana nos recibió con calidez de vieja amiga: con sus atardeceres rojos y su torre alta, recuerdo de un pasado cada vez más lejano, apuntando al cielo. Allí nos esperaban los jóvenes del grupo juvenil Quebrachito, con los que, tras años de trabajo y sueños compartidos, íbamos a emprender un nuevo proyecto solidario de transformación social.

Nuestra estancia de un mes ha tenido un doble objetivo:

–          Por un lado, poner en marcha en el hospital del pueblo un consultorio de salud visual con material donado desde España, formando a su vez agentes de salud que pudieran continuar el trabajo cuando nosotros no estuviéramos allí

–          Por otro, construir un centro social en Villa Ana abierto al diálogo comunitario, a la cultura y al desarrollo de sus habitantes

La idea del consultorio de salud visual nació de las experiencias de este tipo llevadas a cabo con éxito en comunidades rurales de otros países. No se pretende sustituir la figura del médico oftalmólogo, sino atender los problemas de visión que se pueden corregir con lentes, graduando la vista del paciente y ofreciéndole unas gafas de segunda mano cuya graduación se ajuste lo máximo posible a su defecto visual.  Asimismo, en la consulta se realizan actividades preventivas y se derivan al médico las patologías de mayor complejidad (infecciones, cataratas,etc)

De este modo, un procedimiento sencillo contando con el material adecuado, como es la graduación de los defectos visuales, pone al alcance de todos algo esencial: ver correctamente. Hasta ahora, esto era sólo privilegio de unos pocos que se podían permitir viajar a localidades más grandes para ser graduados y comprar unos lentes.

Durante nuestra estancia en Villa Ana pasamos consulta tres días a la semana, mañana y tarde, a la ver que formábamos en la teoría y en procedimientos prácticos a varios chicos del grupo Quebrachito como agentes de salud visual. El éxito de la iniciativa superó nuestras expectativas, viéndonos obligados a ampliar el cupo de pacientes que habíamos previsto por día.

Esta actividad además nos abrió una ventana a la realidad social de Villa Ana, desde la que pudimos observar el carácter de sus gentes, sus hábitos y sus modos de afrontar la vida. Escuchando a los pacientes que iban pasando por la consulta nos dimos cuenta de que detrás de sus palabras latía, como eco de fondo, un gran desencanto:  muchos de ellos no se sentían dueños de su salud –que ponían confiadamente en nuestras manos-, y tampoco de sus vidas, aceptando el día a día como un peso inevitable difícil de llevar… Eran muchos los jóvenes sin expectativas de futuro, las mujeres prisioneras inconscientes de las cuatro paredes de sus casas, los niños a los que no se les presta atención suficiente, los trabajadores de mirada clavada en el suelo y hombros caídos. En definitiva, eran muchas las víctimas del maltrato físico y psicológico de sus padres, maridos o patrones, pero también de un entorno hostil.

Por eso, aunque sigamos llevando a cabo iniciativas de donación de material sanitario, somos plenamente conscientes de que éstas, aun necesarias,  no pueden constituir la finalidad en sí mismas de nuestros proyectos. No sirven paraguas para hacer que deje de llover. Sólo abordando la problemática social desde la raíz ayudaremos a mejorar de forma duradera las condiciones de vida de los habitantes de Villa Ana. De aquí surge el segundo objetivo del proyecto, que en realidad constituye el eje principal de nuestra actuación como voluntarios y como ONG: la construcción de un centro social en colaboración con Quebrachito.

Los jóvenes que integran el grupo juvenil Quebrachito constituyen la excepción en un medio dominado por el desarraigo social y la falta de iniciativas. Desde hace años vienen llevando a cabo distintos proyectos de acción solidaria, de manera altruista y con el apoyo de voluntarios internacionales: rehabilitación de espacios comunitarios, ciclos de cine, actividades de ocio infantil… Ellos han entendido precozmente que la transformación de la sociedad de Villa Ana no puede venir sino de la implicación de sus miembros en el desarrollo económico y humano de la comunidad, y en ello están poniendo todos los medios a su alcance.  En sintonía con esta idea, los voluntarios de Cooperación y Ayuda para la Salud (CAPS) hemos buscado una manera de apoyar y afianzar su iniciativa: otorgarles un espacio físico donde puedan asentar sus actividades y hacerse presentes en la comunidad.  Mediante fondos procedentes de CAPS, y la ayuda de unos y otros, hemos logrado la propiedad de un terreno para Quebrachito, con una casita rodeada de árboles frutales y amplios espacios para cultivar…

Nuestra primera tarea en Villa Ana consistió en continuar con la rehabilitación de la casa, que “los quebrachitos” ya habían empezado semanas atrás para que nos pudiéramos alojar allí: refuerzo de paredes, pintura, instalación eléctrica, arreglo de mobiliario… Una de las prioridades era habilitar un espacio que sirviera de biblioteca y sala de estudio, donde poder instalar los libros y ordenadores que habíamos llevado desde España. La creación de este espacio responde a la necesidad de los jóvenes de contar con lugares de apoyo al estudio, donde puedan  acceder gratuitamente a Internet y se incentive la lectura.

Mientras llevábamos a cabo las labores de reconstrucción empezamos a poner en marcha actividades que dieran a conocer la función de este centro social a las gentes del pueblo; abriéndolo a los niños, a otros jóvenes y, en definitiva, a todo el que quisiera pasar por allí. Por el momento no hay una meta marcada, ni unos objetivos concretos a alcanzar. La idea es ir definiendo entre todos cuál es el lugar que ocupa este centro en la realidad villaenense e ir haciéndose cargo de sus problemas y sus necesidades.

Tanto los jóvenes de Quebrachito como nosotros, observadores externos, pensamos que es preciso incentivar la mirada crítica de la sociedad de Villa Ana; pero para ello primero hay que ofrecer herramientas que despierten esta conciencia y abrir un foro donde todas las voces sean escuchadas.  Asimismo, la solidaridad seguirá constituyendo un pilar esencial en las actividades que se vayan realizando, impulsando la participación comunitaria en beneficio de todos: clases de apoyo escolar, cultivo de un huerto, talleres de formación profesional,  charlas, creación de un grupo de teatro… todo tiene cabida en este nuevo proyecto.

La apuesta por este modo de abordar la problemática social supone para nosotros apostar por una sociedad distinta a la que se nos quiere imponer desde fuera. Creemos que el desarrollo integral de una comunidad no se puede lograr individualmente, sino que es necesaria la cooperación de sus habitantes para alcanzar unas condiciones de justicia e igualdad elementales. De este modo, cada persona se convierte en un elemento activo en su sociedad, adueñándose así de su propia vida y del devenir de su historia.

Sabemos que nos queda un largo camino por delante, y que no son pocos los obstáculos. Sabemos que este proyecto exige grandes compromisos. Sabemos que las pautas que rigen nuestro planeta van en otra dirección. Pero estamos convencidos de que la solidaridad, ese término abstracto, no consiste en dar sino en darse: lo que uno tiene, lo que uno es, en el contexto en el que le haya tocado vivir… Esto es lo que prevalece en nuestras experiencias de voluntariado y ayuda a continuar tejiendo redes de cooperación y de cambio,  hermanándonos con tantas personas que, en distintos lugares del mundo, defienden el derecho de vivir con dignidad.

Anuncios

Entry filed under: Proyecto en Villa Ana (Argentina).

Reportaje “Luces en el Gallinero” Próxima reunión: martes 2 de octubre 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Categorías

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico


A %d blogueros les gusta esto: