Proyecto en Villa Ana (Santa Fe, Argentina)

La idea del proyecto Tan Lejos Tan Cerca nace a mediados del año 2008, cuando Carlos Sobrino, un voluntario español que había viajado al pueblo de Villa Ana para participar en un encuentro intercultural desarrollado en la escuela Gral. Manuel Belgrano Nº 686, durante conversaciones con la Dra. Sonia Cordero, directora del Hospital Bartolomé Parma de dicha localidad, e integrantes del grupo juvenil Quebrachito, plantea la oportunidad de organizar un proyecto donde estudiantes de medicina, compañeros suyos, realizarían actividades en Villa Ana junto con el equipo de salud del Hospital. Ésta propuesta responde a un conjunto de iniciativas y necesidades a concretar en Villa Ana, de tal manera que por medio de un proyecto se intentará llegar a la mayor parte de la comunidad, con el objetivo de educarnos y aprender juntos acciones y valores importantes para mejorar nuestra calidad de vida y convivencia dentro del pueblo, recuperando valores como el trabajo en equipo, el sentido de pertenencia y la solidaridad como herramienta imprescindible para vivir en comunidad, y logra estimular y a concientizar a la población, para comenzar a dar un pequeño giro en nuestro caminar, generando y ofreciendo una verdadera alternativa de trabajo.

Villa Ana es un pueblo del norte de Argentina, provincia de Santa Fe, que fué fundado por la multinacional inglesa La Forestal para explotar el quebrazcho colorado, de donde obtenian la tanina para curtir el preciado cuero. Arrados todos los quebrachos, sin materia prima, la empresa voló del lugar, dejando desamparados a todos sus habitantes, de donde de explica las carencias de la sociedad de Villa Ana y de toda la regíón. La vieja fábrica de La Forestal es testigo de la huella que dejó la empresa en la localidad y en todos los vecinos que la habitan. Si bien 15 días no alcanzan para generar cambios notables y permanentes, creemos que sí se puede obtener, a través de un pequeño aporte, un principio para ir mejorando la realidad cotidiana.

La primera edición del proyecto (Ver Memoria y Evaluación TLTC I) se realizó durante las dos primeras semanas del mes de julio del 2009, con 14 voluntarios estudiantes, la mayoría de Medicina (10 en total), sin ningún tipo de ayuda o subvención, con tres objetivos claros: fomentar hábitos saludables relacionados a la salud, la higiene personal, el medio ambiente y la alimentación; lograr concienciar valores como la solidaridad, el trabajo colectivo y promover el desarrollo individual y grupal; y recuperar el sentido de pertenencia cultural y valor histórico.

Las actividades se dividieron en tres bloques:

A) Sanitario. A través de la intervención del área de sanidad, básicamente sus objetivos y esfuerzos fueron dirigidos a la educación para la salud, es decir, se realizaron actividades para la educación y promoción de la salud con la comunidad mediante apuntando a promover hábitos saludables (charlas y talleres prácticos de nutrición e higiene en salud bucal, higiene personal y ambiental) y cuidado del cuerpo y salud sexual (promover herramientas para el cuidado del cuerpo y salud sexual mediante el preservativo) . Además en el Hospital se realizó una adaptación de office de enfermería para una estancia confortable para las enfermeras del hospital, instalandole un falso techo para mantener las temperaturas extremas que sufre el pueblo, lo que se llevó gran parte del presupuesto y de nuestras horas, pero con un resultado óptimo. Además se reformó toda la fachaday apariencia externa del viejo hospital, de origen inglés, consiguiendo un hospital en unas condiciones de higiene aceptables para la población. Por otro lado en el comedor social de Barrio Belgrano, donde los niños disfrutaban de su merienda, se construyó un grifo con su correspondiente pila para que se pudiera realizar la limpieza de manos y de dientes que se dieron en varios talleres y charlas.

B) Pedagógico. Desde el área de trabajo pedagógico, se generó un espacio de aprendizaje y concienciación en las escuelas y lugares públicos, mediante juegos y entretenimientos para trabajar la importancia de los hábitos saludables, en la higiene personal (lavado de dientes, manos, duchas regulares, etc.) en la sexualidad y en la alimentación. También en lo ambiental se empezó a conseguir una valoración y respeto por la naturaleza. La idea es que niños y jóvenes además de participar con el objetivo de entretenerse y divertirse, también aprendan y asimilen una serie de valores, como el respeto y la tolerancia hacia los demás, y se desarrollen personalmente, mejorando su autoestima y su capacidad de comunicarse con el resto. Talleres con los niños en los que se repartieron cepillos y pasta de dientes complementados con cursillos prácticos diarios para el lavado de manos y dientes fueron las temáticas educativas realizadas, y mediante juego con ellos poniendo en prácticas valores tales como el compañerismo y la colaboración respetuosa fueron diariamente realizados para gran satisfacción de todos, con garandes resultados.

C) Cultural. En esta área de trabajo, el objetivo fué tener un registro de la experiencia del proyecto. La  idea es hacer un documental  audiovisual, relacionando las vivencias del encuentro con datos históricos locales a través de testimonios y entrevistas a personas del pueblo, aúnen proceso. Con este trabajo, se intentará dar una visión de lo que fue Villa Ana y como es en la actualidad, quiénes fueron y son sus habitantes y cómo incide en el pueblo que se fomenten actividades solidarias y de cooperación. Además, debido a la alta participación de todos sus habitantes se realizarán todo tipo de actividades que se consideren congruentes para el proyecto de una forma informal, debido al gran enriquecimiento que estas proporcionan en forma de experiencia personal.

De un total de 2.700 euros, 1.100 de ellos fueron empleados en el proyecto, mientras que los 1.600 restantes formaron a ser parte de un fondo de ayuda para el grupo juvenil Quebrachito.

La segunda edición del proyecto (Ver Memoria y Evaluación TLTC II) se llevó a cabo durante 25 dias del mes de julio del año 2011, en la que cuatro voluntarios españoles, en esta ocasión todos estudiantes de Medicina de la UCM, siguiendo la inámico ya explicada del proyecto, llevaron a cabo las siguientes actividades:

A) Reforma integral del Comedor Social Comunitario Infantil del Barrio Sur. Se construyó un falso techo de madera que mejora la estética y la termoregulación del edificio, se alisó el suelo de la habitación, se repararon puertas y ventanas, se restauraron (lijado y pintado) todas las mesas y bancos, se limpió de material inservible las instalaciones, se compró nuevos materiales (un armario, con vasos, platos, tenedores, cucharas… así como cucharones y dos ollas), se construyó el suelo del porche exterior del comedor, se reparó y mejoró la mesada exterior del comedor, se reformó integramente el baño externo del edicicio (se le dotó de agua, luz, cisterna, puerta y azulejos tanto en el suelo como en la pared), se limpió los alrededores del edificio de scombros y por último se construyó una vereda perimetral para acceder de forma más cómoda a la parte trasera del comedor.

B) Juegos con los niños. Se realizaron días de pintada de caras, se realizó un mural y se jugaron a todos quellos juegos que favorecían una conducta de grupo con y para los niños del barrio Belgrano.

C) Chara de sexualidad. Donde se enfocó el tema desde una perspectiva muy amplia, no solo el aspecto puramente físico sino de dudas que permitan avanzar en el conocimiento de una sexualidad plenamente integrada en el individuo. Se usó una metodología de elegir frases típicas y explicar si eran veradad o no y por qué, además de justificar su elección. Todo el mundo participaba de manera obligatoria, pero de buen grado. Se concluyó con una ronda de dudas en una urna secreta y con una práctica de colocación del preservativo.

D) Instalación del ecógrafo y del ordenador en la consulta de Ginecología. Está destinado a ser un instrumento más de uso en el Hospital que complemente la atención básica a la que tiene derecho el ciudadano.

Todo ello resultó de un presupesto de 1.950 euros.

De ésta segunda experiencia surgió la idea de crear Quebrachito España, como nexo de unión permanente con Qubrachito Villa Ana, que es actualmente una vocalía con entidad propia de ONG CAPS. Pretende ser la estructura que de apoyo al proyecto TLTC a corto, medio y largo plazo, mediante la cual permanezcan los lazos y las actividades entre Madrid y Villa Ana.

La tercera colaboración (Ver Memoria y Evaluación NLM) con el grupo juvenil Quebrachito se denomina Nuestro lugar en el mundo, ha tenido lugar en julio de este año año 2012, teniendo como objetivo fundamental el apoyo y consolidación del grupo Quebrachito como motor de cambio debido a su gran capacidad de trabajo y conexión con los jóvenes de la región.

Para ello se sigue trabajando conjuntamente para lograr un espacio en el cual el grupo Quebrachito pueda desarrollar sus actividades en Villa Ana de una manera más profunda y prolongada en el tiempo, estableciendose como un centro cultural de referencia en el pueblo donde todos sus habitantes puedan aportar sus ideas y su trabajo en beneficio de la comunidad. Ello no solo requiere la construcción física del lugar, algo ya logrado, sino multiples contactos tanto dentro como fuera del pueblo para lograr el máximo apoyo posible a la hora de plantear y sostener las actividades solidarias. Así el trabajo consistió en la compra del terreno, la remodelación completa de la casa que alberga y la puesta en marcha de una sala de estudio, con biblioteca y conexión a internet.

Paralelamente se realizó una colaboración con el Hospital, que consistió en dotarlo de una consulta básica de Salud Visual centrada en resolver los problemas de agudeza visual y patologías más importantes y evidentes para una población, mediante la formación de agentes de salud y la instalación del material mínimo necesario para la consulta. Se atendieron a 350 familias, con unos resultados óptimos que se seguiran obteniendo gracias a los chicos formados para que continúen con ésta labor.

La contrucción del centro social y cultural, dotarlo de contendio y el  proyecto oftalmológico son los tres pilares sobre los que descansa éste proyecto. Si deseas saber todo lo realizado durante el proyecto no dudes en pinchar sobre el enlace:

Ver Memoria y Evaluación NLM 2012

Ha sido sin duda el proyecto mas complejo e intenso de los 3 llevados a cabo, lo cual ha permitido conseguir objetivos más ambiciosos que permiten tener a largo plazo una capacidad de trabajo a las órdendes de las necesidades de la población.

A lo largo del año seguiremos trabajando para el desarrollo del proyecto, los miembros de Quebrachito en Villa Ana con el proyecto productivo en la huerta ecológica, el mantenimiento de la sala de estudio y los talleres de capacitación, y los miembros de ONG CAPS en Madrid continuando el proyecto de salud visual mediante el envío de gafas, así como publicitar el proyecto para lograr que se sume más gente a él y conseguir nuevos recursos. Todo ello con el objetivo a largo plazo de lograr una fuente de trabajo y de actividfad productiva y cultural que permita a Villa Ana seguir desarrolándose en plenitud.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: